http://www.maxaventuras.com/tienda/es/108_aalite-bags-military        

Foros

Airsoft Bilbao : Club Deportivo :: Foros :: Zona Publica :: General
 
<< Tema anterior | Tema siguiente >>
OP Prometheus 2017
Moderadores: DeathBlow, Vadder, MARTE, DrakoWikyria, SEAL, Rusko, Mac, mori, Muskrat, Ixell
Autor Mensaje
mori
Fri 12 May 2017, 15:39
Sir

Miembro registrado #570
Unido: Mon 04 Jun 2007, 05:57
Zona: etxebarri
Mensajes: 2127
Bueno bueno pues ya estamos de vuelta de la Op Prometheus

Aquí va mi crónica. Es un ladrillazo de seis páginas, pero es que nos dió para mucho, y todo lo que me dejo sin escribir.

Bueno, allá va:


Nos desplazamos con Soulreaper de ADN desde Bilbao hacia la Op. Prometheus, con las pilas cargadas y como siempre, a darlo todo en la que promete ser una partida multitudinaria, larga y dura.
Con ello la ilusión de que puede que sea una de esas partidas que recordarás dentro de años, pero también yo parto de casa suspicaz, haciendo memoria de anteriores grandes partidas a las que hemos acudido. En mi experiencia estas partidas con tantísimos jugadores suelen ser un descontrol. Suelen desembocar en gente vagando sin rumbo, e interfiriendo lógicamente en el plan de desarrollo de las misiones. A ello le añadimos la duración, que sin ser la más larga que haya disfrutado, temo la barrera psicológica que pasadas las 24 horas (y me atrevería a decir también 18 o menos), a la mayoría de los jugadores se les pasa el subidón, y caen.
Aun con esto en mente sales de casa, pensando este evento será distinto, este será mejor. Y te repites esto mismo en cada salida, con la esperanza de que en esta partida, aquellos sean los menos, cruzarte con aquellos que continúen, y establecer ese vínculo que solo aquellos entienden. Prometheus, allí vamos, agarraos los machos y saquemos petróleo de cada hora de juego.

Amanece y todos miramos al cielo y al móvil, a las predicciones. Uno se ha puesto ropa de agua, porque ha consultado una web que dice que solo lloverá por la mañana, pero la aplicación de otro dice que solamente será por la tarde, así que va en camiseta. Otro ha leído que no parará hasta la mañana siguiente con chubascos débiles, aunque la semana pasada estábamos discutiendo si a alguno le daría un jamacuco en la base por una ola de calor jaja, en fin, cada uno se viste como cree y vamos a pasar crono y briefing. Y allí comienza la realidad del evento, nuestros amigos aparecen y es el momento de abrazarse y contarse batallitas, preguntar por los que no están, y aprovechar para picarles también  así aparecen MSOT primero, y luego nuestros compañeros de Undertakers a quienes esperábamos ya ansiosos. Les acompañan jugadores de Delta Force Airsoft Sevilla y GROM (espero no dejarme a nadie :S), quienes descubriremos que son unos tíos geniales que mola tener en tu escuadra.

Nuestra task force la componemos 5 jugadores de Airsoft Bilbao, Soulreaper de ADN, Undertakers y un pequeño equipo de Fullmetal. Unos 20 en total. Unos pocos menos.
La primera misión es obtener un pen drive de un informático traidor de Dryaw, que nos permitirá en la misión siguiente hackear la antena de comunicaciones de los Bookland. Tenemos la mala suerte que debido a las lluvias la carretera es un barrizal y la camioneta patina por las pistas, cayendo finalmente a una zanja. Imposible llegar al pueblo a tiempo, comunicamos esto al mando, que nos indica que nos dirijamos directamente hacia la antena, mientras soluciona el problema de la entrega del pen drive.
De camino nos pilla la lluvia y la verdad es que la travesía se hace incómoda porque llueve, si, aunque tampoco es insoportable o épica como narran las gestas y cantares de otras crónicas que he podido leer esta semana. Todos sabíamos que en algún momento llovería y tampoco fue para tanto.

Cuando llegamos a ver la antena la verdad es que miro hacia arriba y pego un trago sonoro. No es que esté particularmente empinado, pero parece que va a estar jodido tomarla. La posición es fácilmente defendible, hay una serie de posiciones muy buenas para defender y va a haber que tomarla por puro ardor guerrero. Nos desplegamos ampliando al frente todo lo que podemos para extender sus líneas y dispersar a los defensores en la medida de lo posible. Undertakers y compañía por la derecha, y nosotros por el frent, en el sentido de la marcha, que éramos 6 y tampoco daba para más.

Sorprendentemente, avanzamos con buen ritmo y vamos haciendo bajas sin apenas sufrir demasiadas por nuestra parte. Por huevos seguimos adelante hasta que tomamos la antena y descubrimos que no habíamos estado solos en el asalto. La task force 4º también ha participado en el asalto desde el lado opuesto de la colina, lo que explica el éxito de la maniobra, al haberles abierto dos frentes a los defensores.
El pendrive también llega al fin y podemos completar el par de misiones. Nuestra siguiente asignación es aguantar la posición ante un probable contraataque de Dryaw para retomar la antena.

La 4º marcha a su siguiente misión mientras la nuestra toma posiciones disfrutamos de una buena pausa que sirve para cambiarse cargadores con los que andaban más justos, comerse una barrita energética, reconocer un poco el lugar y coger una buena posición. Comienza el contraataque.
Los vemos llegar por un cruce que da al camino que nosotros mismos hubimos tomado antes. Desde mi posición cuento aproximadamente 20 atacantes, una task force, que nos ataca abriendo la línea todo lo que puede, pero por radio escucho que Undertakers también está recibiendo fuego desde el lado opuesto de nuestra posición en la antena. Entonces parece que son dos task force las que nos asaltan. Va a estar difícil, pero tenemos unas buenas posiciones defensivas.

Recibimos fuego pero podemos mantenerles a raya en nuestro sector, sin embargo Undertakers están teniendo bastantes bajas y solicitan refuerzo en sus posiciones, pero es imposible sin dejar nuestro sector descubierto también. No contentos con eso vemos llegar pick ups con refuerzos que vienen a presionar ese lado que es el que más está sufriendo, intentando acabar de pinchar el cerco. Al final, por fuerza acaban entrando y tomando la antena. Cuando la posición ya está perdida, llegan nuestros refuerzos. Una auténtica pena porque quizá llegando solo 5 minutos antes hubieran entrado por la retaguardia de los atacantes, quedando éstos atrapados entre las dos líneas, pero no pudo ser.
Aunque hemos muerto todos, nos vamos bastante satisfechos con lo que hemos podido hacer.
De vuelta a la base nos pertrechamos para las misiones de noche que vienen a continuación. NVGs, abrigo, cambios de pilas si fueran necesarias, comprobaciones de baterías de radios, iluminación y demás. También aprovechamos para municionar, que estamos secos, y comer antes de salir.

La siguiente misión será atacar una antena en el sur, que el bando Dryaw ha montado durante el día. Los jugadores con mejores NVGs abren el paso mientras que nosotros cerramos el grupo. Llegamos con calma tensa a la posición, aunque no hay rastro de la antena en las coordenadas. La posición parece un lugar apropiado para montar una antena, sin embargo, allí no está. Quizá algunos camaradas pudieran haber destruido la antena durante el día o haber interferido con el equipo que la tuvo que montar, anulando su misión. De cualquier forma, nos desplegamos alrededor de las coordenadas y formamos un perímetro en la cota, bien juntitos con el equipo fullmetal, y emitimos periódicamente una señal para el mando, via radio, mientras mantenemos la posición.
Desde la cota en la distancia podemos ver impotentes cómo la base es ¿atacada? por los Dryaw, con un balance desconocido, creo que llegaron a matar a nuestro general, pero la verdad es que no estoy muy seguro.

Mientras esperamos a emitir la secuencia completa, podemos ver cómo está organizado el perímetro de la base. Bastante bueno he de decir, las patrullas iluminaban constantemente los alrededores y no paraban de moverse. Una actitud y un juego de 10 para el equipo en defensa de la basela noche del sábado – no sé quiénes eran -, pero bravo por ellos.
Sin embargo, en el extremo opuesto de la actitud escuchamos que en la zona de descanso están poniendo música, y no desde un móvil precisamente, se oye a un volumen alto, lo que me molesta bastante. Los equipos tenían unas rotaciones limitadas con solo 3 horas de descanso y con esa música sinceramente no es posible que estén durmiendo y descansando como deberían. Y no solo eso, están molestando al equipo de defensa de la base y posiblemente al mando. Estábamos relativamente lejos de la base y se escuchaba la música.
Por esto y por no tener contraseña de reentrada en la base, la bautizamos como Fort Felizonia

Concluye la emisión de la secuencia por radio y finalizamos nuestra misión a las 00.00
Volvemos a base a prepararnos para nuestro turno de defensa. Fin del día 1
- Por el camino, pasamos por delante de la zona de descanso bookland, y encontramos a un grupo con unas potentes luces azules encendidas. Las luces azules están reservadas a luz de muerto del equipo contrario. Cuando les mencionamos que las apaguen o enciendan otras de otro color, no se qué narices nos gritan, la verdad es que no les entiendo, pero tampoco les presto atención. La cosa es que les importa tres pimientos y las mantienen encendidas. Bien.

Día 2

Empezamos enseguida las labores de defensa de base. Nos rotamos para rascar minutos de sueño que necesitaremos para seguir frescos hasta nuestro próximo turno de descanso, a las 12:00 de ese mismo día
La música que mencionaba antes, sigue en la zona de descanso durante un rato, lo que me jode bastante mientras dura, pero al final se apaga. Dicen los murmullos por la base que han tenido un toque de atención de la organización, lo desconozco realmente.
Pasan las horas y no sufrimos ataques, pero haber visto el enfrentamiento durante el desarrollo de la misión anterior en la antena nos mantiene alerta para que no se repita – en mi guardia no.

Finaliza nuestro turno de defensa sin incidentes – Fort Felizonia estará seguro durante un día más- y damos comienzo a la siguiente misión, atacar la base enemiga.
Un camión nos acerca. Se reúnen los navegantes y jefes de equipo para encontrar la mejor ruta y salimos de caza. Salimos determinados y motivados a conseguir el éxito en esta misión, y ya que habíamos sido testigos del ataque a nuestra base, no podíamos permitir que ellos hubieran tenido éxito y nosotros no.
Soy optimista, pienso que ya es bastante tarde (las 04.00 aprox) y los malos ya estarán cansados. Con suerte algún centinela incluso dormido en su puesto o con los reflejos mermados, o algún sector descuidado.

Nos acercamos con cuidado, cerrando la task force, con los hombres de Fullmetal con visores en cabeza.
Por el camino nos encontramos con un nutrido grupo de jugadores que vienen muertos, lo que me pone nervioso. Entiendo que la base estará bien perimetrada y que han pillado a nuestros hombres en su misión.

Paramos un momento en un pequeño terraplén a observar la base antes de seguir aproximándonos. Bueno realmente yo no veo un pimiento sin visor, más que al fondo dos carpas. Una más grande y más iluminada que la otra. Y más lejos, otro grupo de tiendas, pero ninguna luz encendida allí.

La aproximación es silenciosa y se me ponen los pelos como escarpias cuando la recuerdo. Dos columnas de 8 nos movemos en paralelo en la oscuridad, a través del trigal hacia la carpa grande e iluminada. Si nos detenemos y nos arrodillamos, los tallos de trigo nos cubren hasta la cabeza. Cuando miro a mi alrededor a la otra columna en la que van los Undertakers, son solo minúsculas siluetas que se revelan cuando viene una ráfaga fuerte de viento que dobla el trigo y los descubre.
Un pequeño grupo de Undertakers que están más adelantados, se meten en la carpa del general enemigo y le descubren dormido. Se hacen unas fotos con él para inmortalizar el momento.

Mientras tanto, en el exterior, intento agudizar los sentidos todo lo que puedo, máxime mientras los compañeros están dentro de la carpa, ya que no sé lo que está sucediendo dentro, y no hemos visto ningún centinela ni patrulla, quizás hayan tenido un despiste, ¡pueden estar al caer!
Tras el éxito en nuestra misión abandonamos la zona atravesando el campamento enemigo, en el que no vemos señales de vida…. mas que ronquidos. Nos alejamos como ninjas a buen paso
La misión ha sido más rápida de lo esperado, así que aprovechamos para descansar un poquito y comer una barrita energética antes de empezar la siguiente, que se promete movidita, emboscar a un convoy Bookland.

Llegamos a la zona de emboscada y nos escondemos en las alturas que dan a un cruce, y tras una montonera de escombros. Tampoco somos muchos, sólo 16, así que entre tres aquí tres allí… pues ya está. Todo el mundo tiene sitio. Yo me las prometo felices, imagino a alguna task force Dryaw caminando alegremente por el camino, relajados, confiados ya que el lugar de la emboscada estaba cerca de su base, cuando de repente, BAM, les saltáramos encima. Unos hombres adelantados en una cuevita, con un poco de suerte si pasaban de largo, les taparían la retirada cuando se descubriese el pastel. Solo quedaba esperar.
Desde mi posición elevada puedo ver la base enemiga, que ojeo de vez en cuando, y frente a mi, las lomas que discurren paralelas al camino. Nos llegan refuerzos, si no me falla la memoria, la sexta división, aunque ya a medias, toman posición también por donde pueden, tras unos olivos y en el otro lado, tras unas edificaciones.

Esperando esperando la verdad es que si que nos entraba la modorra, las horas despiertos empezaban a pesar pero el frío nos mantenía despiertos. Que de nuevo, tampoco es que hiciera un frío navy seal extreme en las montañas de Kodiak, pero vamos que hacía viruji.
Nos preocupamos porque contamos al menos tres viajes del camión de fullmetal y la pick up a reventar de peña que llevan hacia delante del camino, los que tendrán que volver y caer en la emboscada. Si contamos los tres viajes más los que posiblemente ya estuvieran por allí nos salían las cuentas en una jartá de gente.

Se hace larga la espera, pero al final allí vienen. Por mi sector cuento cinco. Pido por radio que suba alguien más, y esperamos que se acerquen antes de abrir fuego. Antes que se hayan puesto a distancia de disparo, cuento otros cinco. Pido que suba más gente.
Antes de que el primer grupo de cinco se hay apuesto a tiro, ya digo que Dios nos pille confesados, no puedo contar a tanta gente que se nos viene encima. Por arriba, por abajo, por el camino, por el linde, en fin. Cuando se ponen a huevo abrimos fuego y matamos a unos cuantos. Para los pocos que estamos aquí arriba la verdad es que no nos lo montamos mal, pero nos vienen encima las huestes de Mordor como una apisonadora. Nos superan, nos rodean, y bueno, pasa lo que tiene que pasar. Disfrutamos desde nuestra posición privilegiada cómo el cuarto ejército de Patton acaba con los últimos que quedan y pasan con el convoy sin despeinarse. Supongo que sería importante el maldito convoy porque pienso yo, que mientras su ejército está concentrado aquí, los nuestros podrán estar completando sus misiones sin problema.

Desde allí muertos nos dirigimos al BAF más próximo a revivir y municionar. Debemos esperar a un equipo aliado que traiga la dinamita para volar un yacimiento.
Mientras esperamos, recibimos un ataque. Hemos cometido un error de libro. A muchos nos pilla dormidos, hemos caído a plomo, sin organizar la posición. Tendremos que revisar esto post-partida para mejorar, y que no nos vuelva a pasar. Muchos caemos en el primer envite, pero los que quedan consiguen aguantar hasta que el equipo al que esperábamos, llega in extremis, pillándoles por la espalda. Y salvándonos el culo.
Nos dan la dinamita y nos dirigimos al yacimiento sin perder un momento.
Vemos la fábrica de armas a la derecha y parece que hay una movida gorda allí, pero seguimos en dirección a nuestra misión. Conseguimos colocar la dinamita y detonamos. Creo que no pasan ni tres minutos desde la detonación cuando aparecen por lo alto de la loma un buen puñado de enemigos, que bajan con mucho ardor guerrero cuesta abajo, tarde ya, supongo que su misión sería evitar que detonáramos, y por poco lo consiguen. Los nuestros supongo que por el efecto psicológico de ver a tantos enemigos corriendo colina abajo, y con la misión ya conseguida, echan a correr sin mirar atrás como si se les estuviera quemando el hormiguero. Algunos mantienen el temple y se retiran ordenadamente (dentro de lo que cabe) a saltos, además el terreno estaba escalonado y era relativamente fácil de defender. Lógicamente éstos mueren en esta defensa, pero se consiguen unas cuantas bajas y frenar a los enemigos que empujaban fuerte. Tendremos que revisar esto post-partida también.

Volvemos al BAF otra vez a revivir y ahora sí, un camión nos lleva al siguiente objetivo.
Nos deja cerca de una ermita, alrededor de la cual, en las lomas cercanas, hay oro esparcido. Tenemos que recogerlo y llevárnoslo. Dicho y hecho, buscamos el oro de todos los puntos de extracción y nos llevamos el botín a cuestas hasta la base.
Ahora si, nos toca nuestro turno de descanso. Aprovechemos para comer caliente, que la noche es oscura, y alberga horrores.
Durante nuestro tiempo de descanso atacan la base varias veces, pero nuestro perímetro está alerta y repele los ataques.

Seguimos a la espera de órdenes o misiones para la segunda noche. Mientras tanto, nos limitamos a hacer guardia estática. Hay que proteger Felizonia.
Durante este periodo, en mi sector doy la reentrada a un pequeño gran héroe Bookland, que quizá de forma algo imprudente, pero indiscutiblemente eficaz, me cuenta que se ha colado él solo en la base enemiga, y eliminado a toda la plana mayor de los Dryaw a cuchillo. Me dice que llevaba allí a la espera del momento oportuno un buen rato, y que ha podido enterarse de los planes del enemigo. Le miro y le creo cuando me doy cuenta que es de noche y lleva gafas de sol puestas.

Si esto fuera la guerra de verdad, ese hombre tendría una estatua. Le indico dónde está la tienda de nuestro general para que le ponga al día
Recibimos una última misión, un all-in de los dos bandos. Repetiremos la emboscada, pero al revés. Ahora nosotros tenemos que escoltar un convoy, por el mismo lugar que la emboscada que realizamos durante el día. La gran diferencia, es que ahora nosotros somos 80 aproximadamente y ellos también. Por lo que dicen, estábamos bastante parejos en ese aspecto.

Para mí no pinta nada bien, en igualdad numérica, de noche avanzando en columna hacia una emboscada con toda certeza, los enemigos con las posiciones tomadas...
Pero hay algo bueno, por fin se pone una contraseña para identificar amigos.
Bueno va. Intentamos ir por el lateral del camino, por donde ellos llegaron durante el día, no por la pista, para no ser tan vulnerables, pero para moverse de noche por terreno con tantos desniveles y no tener un accidente, hay que ir despacio, cosa que el convoy no podía hacer. Era como si el convoy fuera el autobús de la película Speed. Por algún motivo, los vehículos o la columna o no sé el qué, no podían ir más despacio, así que era imposible seguirles el ritmo fuera de pista, sin asumir riesgos innecesarios.
Cuando volvemos al convoy, casi nos empiezan a disparar porque los que nos piden que nos identifiquemos no aceptan la contraseña que les damos (¡para una que se pone!)
Bueno al final todo pasa como está previsto y recibimos cuatro mil millones de disparos desde el flanco derecho, desde la altura a la que no hemos podido ir. Caemos como moscas. Mi binomio y yo, junto a unos cinco hombres más, subimos una pequeña laderita y por casualidad acabamos entre sus escuadras ¿Bravo y Alfa? (por lo que les oigo hablar)
Mientras unos nos disparan desde otra altura, los otros, que no nos han visto aún, se piensan que les disparan a ellos y empiezan a dispararse entre sí. En el caos, mientras esquivamos a unos y disparamos a otros conseguimos hacer bastantes bajas para los pocos que hemos podido llegar hasta allí.

Como irregularidad, se encienden varias luces de color rojo de muertos a pesar de lo que se insistió con las puñeteras luces, así que cuando le curan y apaga la luz no sabes si dispararle de nuevo o no, porque no sabes si era de los tuyos o de los otros, o cuando una silueta le arrastra no sabes si se están llevando a un compañero y hay un médico aliado cerca, o son de los malos.

Pasado el tiempo de desangramiento ya ha acabado la misión, y a posteriori nos enteramos que se habría cumplido con éxito, aunque por lo que leo ahora hay bastante confusión, que si un muerto movió un bidón, la verdad es que cómo acabase la misión me importa poco, lo pasé bien.

Hay una misión más para aquellos que aun no tuvieran suficiente, pero pensando en el día siguiente de viaje no nos unimos, y nos vamos a echar la última siestita antes de la vuelta




[ Editado Fri 12 May 2017, 15:41 ]
Volver arriba
DeathBlow
Wed 14 Jun 2017, 10:03

Miembro registrado #49
Unido: Sun 02 Jan 2005, 16:15
Mensajes: 3196
Que mamones y que envidia
Volver arriba
 
 

Saltar:     Volver arriba

Sindicalizar este hilo: rss 0.92 Sindicalizar este hilo: rss 2.0 Sindicalizar este hilo: RDF
Powered by e107 Forum System
Tiempo de renderizado:0.0595seg,0.0115de éstos para llamadas sql.Consultas BD:39.